Días previos al paso del huracán Irma, miles de floridanos buscaban con ansias sacos de arena y ahora que pasó todo el evento ciclónico no saben qué hacer con ellos. Lo más importante, según autoridades es no arrojar la arena por tu desagua o sistema de alcantarillado ya los podría tapar.

Aquí te dejamos una lista con algunas ideas:

1. Dona tus sacos de arena- comparte la información de que ya no te hacen falta y ofrecele tus costales de arena a aquellos amigos que todavía los necesite debido a posibles inundaciones en su zona. 

2. Utiliza la arena en tu jardín- puedes rellenar algunas áreas de tu jardín con la arena y solo arroja a la basura la bolsa.

3. Lleva la arena a un sitio de construcción- varios sitios podrían aceptar la arena para realizar labores.

4. Guárdalos para el siguiente huracán- la temporada de huracanes no termina hasta el 1 de noviembre y es posible que los puedas volver a necesitar. 

NO los utilices para áreas de juego para tus niños pues esta arena estuvo ya expuesta al flujo del agua que pudo haber estado contaminada con peligrosas bacterias que se propagan durante el huracán.