Hija de Jenni Rivera también intentó traficar indocumentados


La bioserie "Mariposa de Barrio" que ahora vemos por Netflix nos ha dejado claro que los dramas en la vida de Jenni Rivera superaban cualquier tragicomedia. En esta bio-serie se han desdoblado historias que a ningún escritor se le hubieran ocurrido. Abuso sexual, excesos, violencia, fama, depresión, drogas, embarazos juveniles, infidelidad... y ahora resulta que también tráfico de indocumentados.

Resulta que este pasaje en la vida de la hija de Jenni Rivera pocos la sabían y es que según la bio-serie, Jackie Melina quiso obtener dinero fácil al pasar algunos amigos mexicanos por la frontera de San Diego, tal como lo hiciera Emiliano, el hijo de Pepe Aguilar. 

La novela relata que Jackie convenció a su novio de hacerlo, y para eso le pidieron una camioneta a su hermana mayor, Chiquis. Al momento de pasar por la Aduana de Estados Unidos, la oficial descubrió que tenía gente en el maletero. Pero Jackie lloró e imploró que no la arrestara y hasta le habló de que su madre era famosa. Para su buena suerte y la de su novio, los dejaron ir. Solamente los "ficharon" como medida de precaución, para que no lo intentaran hacer de nuevo. Sin duda tuvo mejor suerte que Emiliano Aguilar.

En la historia se deja ver que Jackie es la rebelde de los 5 hijos, se quiso independizar de la sombra de su madre, a quien no la conocíamos en su rol de mamá. Jenni era muy estricta, trabajaba mucho y cuando regresaba de sus giras les pedía cuentas de todo. 

Era Chiquis, la mayor de los 5 hermanos, la que hacía el papel de madre exigente a tal punto que Jackie quiso irse de su casa el mismo día que cumpió 18. Por otro lado, su  hermano, también escapó de su casa, pues le reclamaba constantemente a su madre su ausencia.